Los astrónomos capturan la primera imagen del agujero negro en el centro de la Vía Láctea

Sagittarius A*

Los astrónomos han revelado la primera imagen del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea. Se teorizó que había un agujero negro en el centro de la galaxia, pero esta foto proporciona una evidencia abrumadora de que este es el caso.

La foto fue revelada durante una conferencia de prensa desde Washington, DC por la Fundación de Ciencias de los Estados Unidos con Event Horizon Telescope Collaboration. La imagen fue producida por un equipo de investigación global llamado Event Horizon Telescope (EHT) Collaboration, utilizando observaciones de una red mundial de radiotelescopios.

La Fundación Nacional de Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) dice que esta es una mirada esperada desde hace mucho tiempo al objeto masivo en el centro de la Vía Láctea, la galaxia en la que reside el Sistema Solar de la Tierra. La NSF dice que los científicos habían visto previamente estrellas orbitando alrededor de algo masivo, compacto, pero invisible en el centro de la galaxia, lo que sugería fuertemente un agujero negro.

Esta foto es la primera evidencia visual directa de que el objeto, conocido como Sagitario A* (Sgr A*), es de hecho un agujero negro supermasivo.

Como es el caso de una foto anterior de agujeros negros, que también fue capturada con EHT en 2019, la foto en realidad no muestra el agujero negro en sí, ya que está completamente oscuro. Los agujeros negros absorben toda la luz, pero el gas brillante alrededor del agujero revela una firma reveladora del objeto: una región central oscura (que la NSF dice que se llama «sombra») rodeada por una estructura similar a un anillo brillante. Se estima que la gravedad de este agujero es cuatro millones de veces más masiva que la del Sol.

Haga clic para ver a tamaño completo. | Crédito de la foto: colaboración del Telescopio Event Horizon

«Nos sorprendió lo bien que el tamaño del anillo coincidía con las predicciones de la Teoría de la Relatividad General de Einstein», dice el científico del proyecto EHT Geoffrey Bower del Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sinica, Taipei.

“Estas observaciones sin precedentes han mejorado en gran medida nuestra comprensión de lo que sucede en el centro de nuestra galaxia y ofrecen nuevos conocimientos sobre cómo estos agujeros negros gigantes interactúan con su entorno”.

Cómo se tomó la foto

El agujero negro está a unos 27.000 años luz de distancia de la Tierra y, para fotografiarlo, los científicos crearon el EHT, que vincula ocho observatorios de radio existentes en todo el planeta para formar un solo telescopio virtual del «tamaño de la Tierra», explica la NSF. El EHT se encargó de observar a Sgr A* durante varias noches y recolectó horas de datos simultáneos, lo que, según la NSF, es similar en principio al uso de una exposición prolongada en una cámara estándar.

Capturar esta foto se consideró significativamente más difícil que la que se tomó del agujero negro M87* en 2019, aunque Sgr A* está mucho más cerca.

«El gas en la vecindad de los agujeros negros se mueve a la misma velocidad, casi tan rápido como la luz, alrededor de Sgr A* y M87*», dijo el científico del EHT Chi-kwan (‘CK’) Chan, del Observatorio Steward y Departamento de Astronomy and the Data Science Institute de la Universidad de Arizona, EE. UU., explica.

“Pero donde el gas tarda de días a semanas en orbitar el M87* más grande, en el Sgr A*, mucho más pequeño, completa una órbita en meros minutos. Esto significa que el brillo y el patrón del gas alrededor de Sgr A* estaba cambiando rápidamente a medida que la Colaboración EHT lo observaba, un poco como tratar de tomar una imagen clara de un cachorro persiguiéndose rápidamente la cola”.

Felicidades a la @ehtelescopio equipo en la captura de la primera imagen de Sagitario A*, ¡el agujero negro en el centro de nuestra galaxia! https://t.co/unviRGjZEe

— NASA (@NASA) 12 de mayo de 2022

La NSF dice que los investigadores tuvieron que desarrollar nuevas herramientas para dar cuenta de ese movimiento de gas, mientras que M87* fue mucho más fácil porque era más estable y todas las imágenes que se capturaron se veían casi iguales. Por el contrario, la imagen del agujero negro Sgr A* es un promedio de las diferentes imágenes que extrajo el equipo.

«Ahora podemos estudiar las diferencias entre estos dos agujeros negros supermasivos para obtener nuevas pistas valiosas sobre cómo funciona este importante proceso», dice el científico de EHT Keiichi Asada del Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sinica, Taipei.

«Tenemos imágenes de dos agujeros negros, uno en el extremo grande y otro en el extremo pequeño de los agujeros negros supermasivos en el Universo, por lo que podemos ir mucho más lejos que nunca para probar cómo se comporta la gravedad en estos entornos extremos».

Los resultados completos del equipo EHT se publican en una edición especial de Las cartas del diario astrofísico hoy dia.


Créditos de la imagen: Colaboración del Telescopio Event Horizon

.

Loading...